¿Qué se entiende por competencias transversales? Normalmente y comúnmente se utiliza el adjetivo competente para referirse a una persona que tiene capacidad y aptitudes para realizar un trabajo o una función de forma adecuada. Sin embargo, en la mayoría de los casos, la capacidad de competencia se limita a unas actividades o disciplinas concretas realizadas en un entorno estable. Esta capacidad competente se potencia con el valor de la experiencia cuando se ejerce de forma habitual.

Cuando nos referimos a competencias transversales nos referimos a los casos concretos de profesionales que poseen capacidades genéricas o de amplio espectro, que no son específicas de una profesión y que aportan valores útiles para distintas tareas y en contextos diversos. No sólo a nivel técnico sino a través de la puesta en práctica de aptitudes, rasgos de personalidad, conocimientos o valores que permiten el desarrollo de un trabajo de forma más eficiente. Son capaces de transformar un conocimiento en comportamiento.

 

Ventajas de las competencias transversales

Estos son cinco beneficios que un profesional con competencias transversales puede aportar a una empresa o institución:

  1. Desarrolla mejor el conocimiento y lo transforma en un comportamiento y una acción más efectiva. Genera una motivación enfocada a un objetivo, un logro.
  2. Crea una dinámica de colaboración mucho más estrecha. Busca el mejor clima de relación y comunicación enfocado a escuchar, comprender y comunicar. Al mismo tiempo, mejora la percepción y la observación de los hechos para captar las ideas básicas.
  3. Ofrece una mayor capacidad de respuesta y agilidad en los procesos. Por medio de una mayor facultad para identificar y afrontar los problemas, más resistencia al estrés, tener iniciativa y tomar decisiones.
  4. Aporta un ahorro importante de tiempo y de costes añadidos. A través de dos conceptos muy importantes: la organización del trabajo y la buena gestión del tiempo.
  5. Aporta los beneficios de un profesional formado integralmente. Un profesional moderno, con habilidades tecnológicas, idiomas, iniciativa, creatividad, capacidad de relación, trabajo en equipo, razonamiento lógico, etc.

 

Las competencias transversales están consideradas competencias claves en la formación, no sólo a nivel profesional sino también a nivel personal y social. En este sentido, el desarrollo de estas competencias es necesario para la plena realización personal, la ciudadanía activa, la cohesión social y la empleabilidad en la sociedad del conocimiento. Para conseguir el cambio es básico cambiar la forma de pensar, sentir y actuar. Las competencias constituyen configuraciones complejas que integran componentes motivacionales y cognitivos.