Este año alrededor de 400 mil jóvenes que concluirán el bachillerato serán rechazados por las instituciones de educación superior, lo que representa el 78.8% de los egresados de bachillerato.

En el ciclo escolar 2020-2021 egresaron del bachillerato 1.4 millones de estudiantes mientras la matrícula de primer ingreso a las instituciones de educación superior fue de 1.1 millones. Para 2024, los egresados de bachillerato serán 1.5 millones.

Es decir, se agudiza la brecha entre la oferta de lugares en universidades y las demandas a la educación superior, según el Programa Nacional de Educación Superior 2023-2024 de la Secretaría de Educación Pública.

En los últimos 20 años la brecha de acceso a las universidades en el país se amplió en 17 entidades del país. En cinco estados, Oaxaca, Chiapas, Guerrero, Michoacán y Tlaxcala, aumentó de manera considerable.

Las tendencias actuales auguran la ampliación de desigualdades. En los ciclos 2018-2019 y 2021-2022, la tasa de absorción pasó de 86.2 por ciento a 83.5 por ciento. Así, quedó por debajo de la meta planteada al inicio de la actual administración gubernamental.

Se planteaba incrementar la matrícula anualmente en 188 mil 961 estudiantes, pero la reducción del primer ingreso en los ciclos 2020-2021 y 2021- 2022 generó que sólo se ampliara la matrícula a 33 mil 308 y 67 mil 547 lugares, respectivamente.
El estancamiento presupuestal a lo largo del sexenio, en particular con las universidades públicas estatales, ahora es uno de los principales factores que detienen el crecimiento educativo.

Actualmente, lograr la tasa absoluta de absorción en la educación superior es casi imposible, debido a que entre los egresados de bachillerato hay quienes salen sin las capacidades necesarias para ingresar a una universidad, otros por razones económicas o familiares optan por ingresar al mercado laboral en lugar de continuar sus estudios y hay otros que son rechazados.

Las Universidades para el Bienestar Benito Juárez, conformadas para incrementar la cobertura en educación superior, hasta el momento crearon 200 planteles en 31 entidades del país y tiene matriculados a 62 mil 775 jóvenes.

Esa cantidad solo significa que contribuyeron a conformar entre uno y 1.5 por ciento de la matrícula nacional. En este momento apenas supera los cinco millones de alumnos en la educación superior en el país.

La matrícula en educación superior en nuestro país creció 13 veces en los últimos cuarenta años. Pasó de 2.1 millones de estudiantes en 2000 a 3.3 millones de alumnos en 2012. No obstante, el dinámico crecimiento aún es insuficiente. La cobertura actual es de 33.22 que contrasta con el 34.6% presentado en 2012.

Estas cifras implican que sólo tres de cada diez jóvenes, de entre 19 y 23 años, pueden cursar estudios superiores.

https://www.eluniversal.com.mx/opinion/teofilo-benitez-granados/insuficiente-matricula-universitaria/
Teófilo Benítez Granados
06/03/2024